:: ALGUNOS CONSEJOS PARA COMENZAR EN EL ACUARISMO

Por Omar Iruela Gonzalez, Güines, La Habana, Cuba

Capítulo VI
“Las Plantas
"

Conversando con el responsable de redacción de nuestro boletín “El Acuarista Cubano”, el dinámico Miguel Bayona, pasábamos revista a lo publicado hasta hoy y aunque hemos introducido variedades de temas (plantas, peces, alimentos) nos dimos cuenta de que en nuestra ansiedad por unir a los asociados y trasmitir información útil hemos comenzado corriendo y no pasito a pasito, ¿Qué dirán los novatos que llegan a AQUACUBA cuando lean el boletín?¿Como empiezo ?¿Cual es el A,B,C, del acuarismo? Esta serie que comienza hoy esta dedicada a quienes van a comprar una pecera por primera vez, con perdón de los miembros del grupo mas experimentados.

No quiero repetir simplemente lo que podemos encontrar en cualquier libro de acuario. Si lo hago podré aburrir a algunos y los expertos no leerán esta sección y me gustaría que no ocurra. Corro el riesgo de tratar a hacerlo diferente enseñando a los que no saben.

Capítulo I: El Acuario

Tamaño y tipo de acuarios
Cuando usted llega a un comercio de peces buscando iniciarse en esta maravillosa afición debería pensar que lo va a hacer no por diversión en la acepción más vulgar de esa palabra. Aceptemos que un acuario brinda placer espiritual, conocimientos, a toda la familia, posibilidades decorativas, pero no olvidemos que detrás del cristal hay seres vivos en un mundo cerrado con los cuales tenemos una gran responsabilidad al mantenerlos. Un grave error nuestro puede matar a esos seres.

Con esto no quiero desalentar a nadie sino al contrario, animarlos a aprender que el toro no es tan fiero como lo pintan y no es muy difícil tener un acuario con peces y plantas en buenas condiciones. Vayamos juntos en este camino y me darán la razón.

Un acuario no es más que un recipiente que permite la visión de su interior a través de una o de todas sus paredes.

Los hay de todos los tamaños y formas. Su correcta elección ahorrara desde el principio importantes problemas. ¿Por qué? Las respuestas son varias, pero sintetizando tenemos:

-. Los materiales usados (cristal, silicona, angulares metálicos, grosor del vidrio, cemento o ladrillos en algunos casos) influyen en la calidad del recipiente, durabilidad, presencia o no de sustancias que pueden actuar sobre el agua, estética.
-. La forma (base rectangular, triangular, octogonal, bola de vidrio) no sólo se vincula con la imagine del acuario, sino también con el mejor o peor intercambio del aire atmosférico con el agua de la pecera.
-. El tamaño: lo encontramos desde… ¿10cm de largo? Hasta más de un metro. Altos o bajos. Poca capacidad o mucho volumen. Y del precio… POR FAVOR!! Pero el tamaño tiene que ver con el número de peces y especies que pretendemos introducir.

Entonces ¿Cuál es el acuario ideal? El rey indiscutido hoy día de los acuarios es de cristal sellado con silicona. Estético, fuerte, duradero, fácil de reparar, por suerte ha ido desplazando en Cuba y en el mundo a los otros tipos de acuario. Trate de comprar uno y búsquelo lo mas grande que su bolsillo le permita y ojala lo haga con una pecera de un mínimo de 50lt de capacidad. Muchos autores sitúan ese límite en 60lt pero en aras de su salario dejémosle en 50, tomando algunas precauciones.

Usted se cuestionará ¿por qué no un acuario mas pequeño para comenzar? Por el bien de sus peces diría yo. Mientras mayor sea el acuario mas amplia será la superficie del agua en contacto con el aire, mejor el intercambio de gases, mayores los espacios para hacer una buena decoración con rocas, plantas, maderas; los peces tendrán mas espacios para marcar su territorio y esconderse, y con mayor tamaño la limpieza del acuario se facilita. Súmele a esto que con una pecera mas grande los errores que usted cometa como principiante tendrán menos consecuencias negativas, por ejemplo si se le va la mano echando comida en demasía, no es lo mismo que eso ocurra en una pecera de 80lt que en una de 20lt. A todo lo anterior le agrego otra razón más. A la persona que va a comprar peces por primera vez le llama la atención muchas especies distintas. La ansiedad, la curiosidad, el colorido de los animales, junto al desconocimiento de su comportamiento y necesidades hacen que pueda comprar cualquier grupo de especies, Si el vendedor tiene conocimientos y ética, ¡qué bueno para usted!, pero si es uno de esos tipos (que los hay) que lo mismo negocian con peces que con libros de usos, les dará lo mismo que el comprador se lleve guppies con escalares que goldfish con sumatranos. Con un acuario más grande el hacinamiento y los problemas de compatibilidad entre especies son mucho menores.

Cuando vaya a comprar ese acuario fíjese también en las proporciones de este. Un mínimo ideal pudiera ser de 60cm de largo, 30 o 40cm de ancho y 30 cm de alto, aunque sería mucho mejor para la estética y el desarrollo de las plantas que la altura fuera de 35cm o 40cm. Si quiere usted conocer la capacidad del tanque que va a llevar multiplique largo x ancho x altura y divida entre 1000 y ya sabrá la cantidad de litros de agua que contiene.

Un voto para los acuarios más pequeños, sirven para la reproducción, cuarentena, aislar y curar un pez enfermo, mantener un peleador o un pequeño grupo guramis enanos (Colisa lalia) pero no como acuarios comunitarios pues son difíciles de equilibrar, se contaminan con facilidad, los peces se sienten incómodos y rápidamente queda estrecho cuando se compran nuevos ejemplares.

En cuanto a la forma del acuario esa queda a gusto con un solo consejo, no ponga peces en una bola de vidrio. Eso déjelo para los animados de Walt Disney porque no hay nada más torturante para un goldfish que lo pongan en esa cosa redonda pequeña y donde el intercambio de gases es difícil.

En este tema también unas palabras para la tapa de la pecera. Esta es necesaria por varias razones por varias razones: resguardar al acuario del polvo y de otros contaminantes del ambiente como los insecticidas (en caso de fumigación se recomienda cubrir al acuario con una manta y desconectar los aireadores), evita que los peces salten fuera del acuario, ayuda a mantener la temperatura (pensemos en un día frió), evita la evaporación del agua que hace que no solo se concentren las sales disueltas en el agua sino también las toxinas que causan stress y muchas veces la muerte de peces.

Generalmente en nuestro país, las tapas, las encontramos de madera, metal o plástico. En dependencia de la calidad en su construcción, es un elemento importante en la estética del conjunto del acuario. Debemos procurar que la tapa no descanse directamente sobre la pecera sino que exista una breve separación de esta para facilitar el intercambio gaseoso. Si el acuario es pegado con silicona, con triangulo de cristal en cada esquina, como aparece casi siempre en el mercado basta para garantizar ese espacio.

La colocación de lámparas de luz dentro de la tapa es otra de las ventajas practicas y estéticas de esta, aunque debemos pensar en un cristal que aísle la lámpara del acuario, orificios en la tapa para suministrar el alimento a los peces sin necesidad de quitarla y todo lo que su imaginación ayude a su comodidad y ¿Por qué no? a la elegancia en el ejercicio de su afición.

Copyright (c) 2003-2008 de Aqua Cuba.
Los contenidos de esta página son © de Cuba en El Acuarista y podrán ser reproducidos mencionando URL y autor.
Hosting: El Acuarista. Diseño de páginas web: Miguel S. Bayona.