El Sitio Web Latinoamericano de Acuariofilia y Disciplinas afines.
Argentina Uruguay en El Acuarista Chile Venezuela en El Acuarista Cuba en El Acuarista Mexico Brasil Bolivia Colombia en El Acuarista Acuarios desde Costa Rica Club Ecuatoriano de Acuariofilia (CAE)   Nicaragua en El Acuarista Perú Honduras Puerto Rico El Salvador Paraguay Panamá  

Guía de Peces Guía de Plantas Sección Acuarismo Sección Ciencias Comercios Asociaciones de Aficionados y Links ABC del Acuarista Agrega El Acuarista 
a tus Favoritos

 

Foro de
El Acuarista
Buscar en
El Acuarista
El Acuarista TV
(televisión por Internet)
Página de Contenido
Revisa tu correo
Foro por e-mail
Enfermedades de los peces
Páginas sobre
Peces
Páginas sobre Filtración
Páginas sobre Plantas
Alimentos vivos
Biología de los Peces
Anfibios/Reptiles
Historia del Acuarismo
Novedades del mes
Criadores y proveedores de Peces 
Distribuidores mayoristas
Fabricantes
Servicios de acuarismo
Regístrate en 
El Acuarista
Inicia Internet
con El Acuarista
Sitios Asociados
elacuarista®>plantas acuáticas>introducción a las plantas acuáticas
 


 Cabomba aquatica

Plantas acuáticas

 

Introducción


PUEDEN VERSE AMPLIADAS LAS FOTOS SI SE HACE "CLIC" SOBRE ELLAS.

¿Qué es una planta acuática?

Las plantas acuáticas no son otra cosa que organismos vegetales que viven en un medio diferente a las terrestres.
Son, como todas las demás plantas, seres vivos sensibles a los cambios bruscos de temperatura o de condiciones del agua. Es más, siendo seres inferiores en lo que hace a su biología, son más sensibles a dichos cambios que los organismos más evolucionados como los peces.
Por lo tanto también padecen enfermedades y sufren deshidratación si son mantenidas largo tiempo fuera del agua.
Producen oxígeno durante su proceso metabólico, son fuente de alimento para algunos peces y otros seres de la escala zoológica y compiten con las algas en la lucha por los nutrientes, limitando el crecimiento de éstas últimas. Forman parte fundamental del equilibrio del ambiente y deben ser respetadas como lo que son: seres vivos.


Ceratophyllum demersum ("pinito"). Planta que necesita abundante luz tamizada y circulación de agua para desarrollarse bien.  

Por lo tanto las plantas deben ser consideradas del mismo modo que los peces y, si las atendemos debidamente, nos proporcionarán la misma alegría que los demás habitantes del acuario.
Resulta incomprensible que muchos acuaristas, capaces de pasar la noche en vela para vigilar la evolución de peces enfermos o un desove, traten a las plantas con una desconsideración tan grande que termina ocasionándoles la muerte.

Las plantas son seres sensibles, responden favorablemente a la música y a las palabras suaves. Viven felices acompañadas de sus congéneres y entristecen cuando viven solitarias.
Su alimentación forma parte del ciclo vital, ya que utilizan los desechos producidos por las bacterias y por su sistema respiratorio producen oxígeno. Todo el oxígeno del Planeta Tierra fue y es producido por algas y plantas verdes. A las plantas debemos la vida en nuestro planeta y si el hombre sigue destruyendo bosques, selvas y cursos de agua, terminaremos viviendo en una escafandra en el fondo de algún río, junto a nuestros peces y nuestras plantas acuáticas.

Ahora, cada vez que mires tus plantitas de acuario, piensa que fueron sus antecesoras y son sus congéneres en todo el planeta las que nos permiten vivir. Entonces procura para ellas un ambiente feliz junto a tus peces, permíteles vivir como se merecen: con buena luz, nutrientes, agua limpia y adecuada a sus necesidades.
Ellas te responderán agradecidas y alegrarán tu vida cuando las veas todos los días como un elemento útil y decorativo dentro de tu acuario.

Introducción a las plantas acuáticas


Las plantas hacen la diferencia entre un 
acuario lleno de vida y un acuario triste.
 

Del mismo modo que los peces, las plantas acuáticas pueden provenir de diferentes tipos de aguas y climas.

En relación a las plantas, se adiciona además del clima (temperatura, régimen de lluvias, pH del agua) el sustrato y la iluminación (profundidad, turbidez del agua, tipo de suelo, etc).
Todo ello (como ocurre siempre en la naturaleza) está en interrelación y en equilibrio dinámico.

Por lo tanto diremos que existen plantas de aguas con diferentes características. Para tener éxito en el mantenimiento de plantas en el acuario, o para el cultivo y reproducción de las mismas, debemos tener en cuenta, por lo menos, dos puntos:
1. Requerimientos y necesidades de las plantas;
2. Compatibilidad con el ambiente que les proporcionamos.

Las plantas no pueden migrar en busca de un lugar más adecuado a sus requerimientos, de modo que si el lugar donde se encuentran no es adecuado, mueren.

En esta página hablaremos de esos dos puntos. Para quienes desean conocer más el tema, en otra página analizamos La iluminación en el Acuario con Plantas.
 En los ambientes naturales, no se localizan plantas acuáticas de diferentes requerimientos en las mismas zonas geográficas. Esto ocurre solamente en los acuarios, y la mayoría de las veces se debe a que el aficionado no ha recibido la adecuada información antes de adquirirla. El resultado de esto suele ser que ciertas plantas no prosperan o mueren, mientras que otras crecen y se reproducen.
En la naturaleza existen condiciones variables y condiciones invariables. Entre las primeras encontramos las  regulares, tales como temperatura, profundidad, velocidad de circulación y transparencia del agua entre las más importantes.
Las condiciones inmutables están determinadas por el sustrato o suelo (tipo de nutrientes a distintas profundidades del suelo) y el tipo de agua (sales disueltas, pH, etc)

Aunque parecen cosas diferentes todas ellas mantienen una interrelación: las lluvias y los deshielos en las zonas de alta montaña, incorporan agua en grandes cantidades y en determinadas épocas del año. Los deshielos aportan aguas límpidas, cristalinas y frías que suelen cargarse de las sales minerales presentes en su recorrido.
Las lluvias arrastran materia orgánica y/o sales minerales, lo que produce, según las zonas, que al agua incorporada sea poco cristalina, con materia en suspensión que se depositará en el lecho y sales minerales orgánicas disueltas que enriquecerán el agua con nutrientes.

Como primera conclusión sabemos que las plantas de zonas montañosas están en un ambiente iluminado (aguas cristalinas), no siempre rica en nutrientes (sales minerales disueltas) y con sustrato arenoso. El agua suele ser ligeramente alcalina y de pH próximo a 7 o superior.
Por su parte, las plantas de zonas selváticas –muchas de las cuales también reciben aguas de deshielos- se encuentran en aguas menos cristalinas (materia orgánica en suspensión), con un lecho rico en humus y materias orgánicas y su pH y dureza suelen ser bajos.
Entre éstas últimas se encuentran las plantas de zonas sombrías (que crecen a la sombra de los grandes árboles), las de zonas pantanosas (iluminación tamizada) y la de ríos y arroyos abiertos (que reciben luz plena).
Un grupo muy pequeño de plantas, poco o nada aptas para acuarios, lo componen las que viven en las proximidades de las desembocaduras de los ríos en los mares. Allí el agua es extremadamente rica en sales minerales, incluyendo sal (cloruro de sodio). Este tipo de aguas impiden el desarrollo de plantas de hojas frágiles y tallos finos, por lo que allí crecen rústicas plantas palustres o anfibias como los juncos, adaptadas a ese medio.
Debe tenerse en cuenta que el tipo de agua y la profundidad, determinarán el tipo de luz que reciban las plantas. En algunas zonas con aguas claras y límpidas, la luz penetra por varios metros. En otros casos, con aguas densas por la materia en suspensión, la luz apenas llegará a un metro de profundidad. Siendo que la luz es imprescindible para la función clorofílica, debemos suponer que difícilmente encontremos plantas acuáticas muy sumergidas en aguas poco cristalinas.
Por otro lado la profundidad y la cantidad de luz van a determinar la forma y el color de las plantas.
En aguas profundas pero claras, las plantas adquieren formas alargadas y desarrollan raíces importantes para sujetarse y nutrir una estructura más grande. Su coloración es verde.
En aguas poco iluminadas, las plantas se encuentran cerca o sobre la superficie, con tallos, hojas y raíces pequeñas. En muchos casos son anfibias o palustres. Su coloración suele ser rojiza.

A lo largo de millones de años las plantas se han especializado para adaptarse a las condiciones de su ambiente.
De hecho son capaces de adaptarse a condiciones desfavorables, siempre que no sean extremas ni afecten sustancialmente las condiciones que en su ambiente natural permanecen inmutables.


  Diferentes especies de  Cryptocoryne.

Una planta asiática puede adaptarse a un acuario de peces amazónicos (cosa que ningún acuarista debería hacer), pero siempre que las condiciones del ambiente sean similares. Un ejemplo de ello sería plantar Cryptocorynes en un acuario de tetra Cardinal. Ambos requieren aguas ácidas y blandas, poca iluminación y  temperatura tropical (22 a 27ºC). Pero, en ese acuario no podrían subsistir Vallisnerias, Elodeas y la mayoría de las espadas amazónicas.

Otro requerimiento importante es la temperatura. Afortunadamente la mayoría de las plantas tropicales requieren temperaturas próximas o similares a la de los peces tropicales. También las plantas de agua templada (mal llamada agua fría) requieren un rango de temperatura próximo al de los peces.
El problema surge cuando el aficionado, por mala información o desconocimiento, incluye plantas de un tipo en el acuario inadecuado.  Afortunadamente muchas plantas subtropicales, y algunas tropicales, soportan temperaturas bajas y se adaptan a los acuarios de agua fría.  Pero la excepción no debe ser tomada como regla y la regla debe ser cada planta en su ambiente.
Si tenemos la posibilidad de optar, debemos utilizar un calefactor sumergible, colocado horizontalmente cerca del fondo o enterrado ligeramente en el sustrato cerca de los picos de aireación. De este modo el sustrato y el agua estarán a igual temperatura para beneficio por igual de plantas y peces. Al mismo tiempo no se altera la decoración ya que el calefactor queda disimulado. Los acuarios auto-calefaccionados del tipo Aquamatic® son los ideales ya que proporcionan una calefacción pareja en todo el fondo. En un sustrato más frío que el agua, las raíces reducen sus actividades, creando una disfunción entre los requerimientos de las hojas y los tallos y la cantidad de nutrientes que aportan las raíces.
Plantas como Cryptocoryne son extremadamente sensibles a esta disfunción y usualmente mueren.

La decoración de un acuario también tiene importancia en la vida de las plantas (y los peces). No es recomendable utilizar rocas calcáreas, caracoles, mármoles ni otro mineral que sea soluble. De ser así rápidamente aumentarán las sales disueltas (en especial el calcio), proporcionando un agua dura y alcalina que sólo puede beneficiar el crecimiento de algas.
Rocas de granito, pizarra y sílice son las adecuadas. La decoración con troncos debe incluir solamente troncos envejecidos bajo el agua, raíces de árboles que han permanecido mucho tiempo sumergidas y raíces de árboles especialmente elaborados para uso en acuarios. En todos los casos se trata de maderas duras y oscuras. Los troncos elaborados para acuarismo suelen ser tratados con tanino o ácido tánico, por lo que deben mantenerse en remojo varios días o semanas (renovando el agua cada tanto) para evitar que pigmenten fuertemente el agua. Esto no sería inconveniente para peces y plantas de “aguas negras”, que son muchos menos de los que por lo general se supone.

Tipos de acuarios.

Como regla general recomendamos al aficionado montar un “acuario geográfico” (o acuario biótico). Esto significa que los peces, las plantas y la decoración pertenecen a una zona geográfica o biotopo determinado. Desde el punto de vista del mantenimiento será más sencillo y estéticamente representará una geografía determinada.
Sin embargo la mayoría de los acuarios son comunitarios, es decir conviven especies de peces y plantas que no se corresponden con sus geografías o biotopos. En muchos casos se suelen incluir especies con requerimientos opuestos (como por ejemplo Discus con espadas o Mollys). En estos casos también las plantas suelen ser de diferentes orígenes. Si las condiciones del acuario (temperatura, características del agua, etc) se adaptan para algunos de sus habitantes, los otros sufrirán las consecuencias.


Te recomendamos ampliar esta foto para observar las diferentes especies de plantas compatibles.

Cuando se monta un acuario comunitario deberá tenerse presente que los peces y las plantas, aunque de diferentes geografías, tengan aproximadamente los mismos requerimientos (pH, dureza, temperatura, luminosidad, etc)
El acuario específico es aquel que, por ejemplo, aloja peces de una misma especie o, al menos, de un mismo género o familia. Exige una planificación más específica y adaptada a las condiciones del grupo que lo habita. Digamos que el acuario específico es un acuario geográfico con mayores precisiones. Si se deben alojar cíclidos, muy proclives a mover plantas y piedras chicas, deben plantarse especies robustas, de buen desarrollo y proteger sus raíces con rocas que no puedan mover los peces (ver Introducción a los Cíclidos). Por otra parte, algunos ovovivíparos como Espadas y Platys, suelen mordisquear las plantas tiernas y otros como Lebistes y Mollys más bien ingieren las algas que se forman sobre las hojas, troncos y rocas.  La mayoría de los killies requieren de poca iluminación, por lo que ciertos musgos y helechos (como Mycrosorium pteropus –“helecho de Java” o Vesicularia dubyana –“musgo de Java”-) serán los indicados para sus acuarios (Ver Introducción a los Killies).

Existen acuarios mantenidos por quienes se especializan en decoración vegetal. Es lo que se suele denominar como "Acuario Holandés". En estos casos se encuentran plantas diversas pero de requerimientos próximos o similares. Una vez estabilizado el acuario exige un mínimo mantenimiento.

Puedes consultar nuestra serie de notas sobre plantas acuáticas:
| CryptocorynesHygrophyla |
| Echinodorus | Saggitarias | Elodea | Vallisnerias |
En nuestra Base de Datos encontrarás muchos links sobre plantas.


Qurés conocer auténticos viveros de plantas acuáticas:
www.lucanas.com (en español)| www.tropica.dk (en ingles)

Principal            Notas y artículos


El Acuarista es marca registrada. Los contenidos no firmados (textos y fotos) pertenecen a Roberto Petracini y están protegidos por la legislación vigente.
No obstante se podrán reproducir libremente, sin fines comerciales,  mencionando autor y URL de origen. En cambio no se autoriza la reproducción de aquellos contenidos que están protegidos con © los cuales deberán contar con el permiso del autor.
Copy 2007-2009
www.elacuarista.com

n