InicioForo ABC del acuarista │Todo sobre pecesEnfermedades │ BiologíaAtlas de peces Atlas de plantas │Todo sobre filtraciónAnfibios y reptiles  │ Alimentos vivos

BUSCADOR

Buscar en El Acuarista

 

FORO DE EL ACUARISTA
El foro más completo sobre acuarismo en idioma español

Sitios Comerciales sugeridos en Argentina
NOVEDADES Y SERVICIOS

PÁGINA DE CONTENIDO

Las novedades sobre peces argentinos están en
www.pecescriollos.de

 

PAÍSES EN EL ACUARISTA

VENEZUELA

COMUNIDADES VIRTUALES
 
ENLACES
4.000 enlaces seleccionados  por temas
 Asociaciones de aficionados

 Ciencias Naturales (Enlaces)
 Acuarios de todo el mundo
 Sitios amigos
 
Las Islas Malvinas son Argentinas

Ver más
imagen: Revista-Zoom
El Acuarista®>Secciones>Peces>El Género Colisa (Trichogaster)>Reproducción

Anabántidos 2.

 

El Género
Colisa
(2ª parte) reproducción

El desove.
Seleccionada la mejor hembra se la coloca (preferentemente de noche y en penumbras) en el acuario de desove.  24 horas después, y en iguales circunstancias, se coloca el macho. Si los peces tienen edad suficiente y los ovarios de la hembra están maduros, seguramente habrá en el agua suficiente cantidad de feromonas que desatarán los “estímulos llave” del comportamiento reproductivo. El macho comenzará a construir el nido con restos de hojas de las plantas o llevando al lugar elegido plantas flotantes. Mediante una sustancia similar a la saliva pero muy pegajosa, envuelve una burbuja de aire y la acomoda de modo que flote en la superficie y se adhiera a las hojitas y plantas allí ubicadas.
Algunos machos construyen grandes nidos de hasta 2 cm. de altura, los cuales sobresalen del agua en forma evidente. Otros apenas si utilizan unas pocas burbujas acumuladas en un rincón, y se ha visto algún desove que ni siquiera contaba con nido, el cual era construido por el macho al mismo tiempo que acomodaba los huevos en el momento del desove.

Digamos que en casos normales, el proceso cuenta de seis etapas:

1. construcción del nido; corridas del macho desde el nido hasta la hembra y regreso al nido como parte del cortejo.

2. Cortejo e invitación a la hembra para que se ubique debajo del nido, intensificación de las corridas hasta que la hembra acepta colocarse bajo el nido;
3. Uno o dos abrazos de ensayo, con los que el macho rodea a la hembra sin aprisionarla;
4. Abrazo propiamente dicho, mediante el cual el macho rodea a la hembra con su cuerpo en “U” y la presiona sobre los ovarios para que despida los huevos. Al mismo tiempo el macho libera los espermatozoides que fecundarán los huevos;
5. Los huevos que flotan libremente, se van hacia la superficie, quedando distribuidos en las inmediaciones del nido y también dentro de él;
6. El macho (y a veces ambos padres) los acomodan dentro del nido.

Si luego de encontrarse los ejemplares 3 ó 4 días juntos no se produjo el desove, deberán ser separados y retomar el régimen de alimentación intensiva, hasta que se observe que la hembra cuenta con el vientre muy abultado por los huevos que han madurado en sus ovarios. A la semana o diez días seguramente estarán en condiciones de reproducirse.
Finalizado el desove es el macho quien se encarga del cuidado posterior. Sin embargo no siempre es recomendable retirar a la hembra, ya que los machos no son de maltratarlas excesivamente, y uno o dos golpes que reciban por parte de algún macho malhumorado, no son peligrosos si cuenta con espacios donde ocultarse. Existen muchos casos en el que el macho permite a la hembra acercarse al nido sin agredirla y por momentos la corre unos centímetros luego de lo cual vuelve a montar guardia bajo el nido.

Los alevines.
Unas 48 horas después del desove comenzarán a nacer las larvas que son extremadamente pequeñas y se las observará colgando del nido (aunque hace falta agudizar mucho la vista porque apenas son visibles). Alrededor de 24 horas después será el momento de retirar a los padres, tratando de no desarmar del todo el nido en el intento. A veces es posible introducir un vidrio entre el nido y el lugar donde se encuentran el o los padres. Debe hacerse con cuidado de no remover el agua. De ese modo se facilita sacar los padres y hasta puede dejarse el vidrio divisor para mantener las crías en un sector más pequeño (y hacer más fácil la alimentación).
Llegado este momento nos encontramos ante la mayor dificultad a superar en el proceso de criar Colisa. Lograr una buena supervivencia del, muchas veces, numeroso desove, requerirá bastante atención durante unos cuantos días.

La alimentación de las crías.
(Se ha tomado como base para esta información el método utilizado por Carlos Pastre, Montevideo, Uruguay)
Las larvas son muy pequeñas y la principal dificultad consiste en alimentarlas adecuadamente. Para ese entonces se deberá disponer de un buen cultivo de infusorios (al menos cuatro recipientes de diez litros preparados entre 10 y 12 días antes). Esos recipientes se llenan con agua sin cloro (o se deja estacionada 48 horas con buena iluminación natural), se le agrega a cada recipiente un litro de agua de un acuario y la cáscara seca de dos bananas, dos hojas secas de lechuga y una peladura de papa bien lavada. Las cáscaras y la lechuga se cuelgan al sol unos días hasta que estén bien secas. También sirven al efecto las hojas secas de la planta del zapallo, la alfalfa que se utiliza como alimento para ganado. El agua verde (muy verde) se puede suministrar directamente por ser muy rica en fitoplancton.
Excepto en el caso del agua verde, en los demás siempre existirá un proceso de descomposición bacterial al que le sucederá tras algunos días la formación de grandes colonias de infusorios, entre ellos Paramecium de buen tamaño y valor nutritivo. El agua tiende a ponerse lechosa cuando abundan.
Para separarlos del cultivo, según el método recomendado por Carlos Pastre, se utilizan botellas de cuello largo dentro de las que se coloca suficiente líquido de los recipientes de cultivo hasta el lugar donde comienza a formarse el cuello de la botella, o sea aproximadamente en los 10 cm. superiores. Luego se utiliza un trozo de algodón al que se introduce empujándolo con una varilla de madera o un lápiz hasta que quede tocando el líquido interior. El algodón no debe compactarse sino, más bien, colocarse "flojo". Luego se llena el espacio superior (si la botella es de cuello largo serán unos 7,5 cm) con agua del acuario de las crías hasta la superficie. Las botellas se envuelven en su parte inferior con papel oscuro hasta donde está colocado el algodón. Como los infusorios son de fototropismo positivo, irán hacia la luz, atravesando el algodón y quedando limpios en la parte que contiene agua del acuario de cría. Es en ese mismo lugar donde el agua estará más oxigenada, otro motivo para atraer a los infusorios.
Se los extrae con una pipeta o por sifón con una manguerita de aireación y se los coloca en un frasco que se dejará flotando unos minutos en el acuario de cría para igualar las temperaturas. Hecho esto, sólo resta volcarlos en el acuario y observar como las casi invisibles larvas se van “inflando” en su vientre, señal que están siendo bien alimentados. Se puede alternar este alimento con yema de huevo hervida, tamizada por un pañuelo y disuelta en agua, la cual se suministra a las crías. Pero atención hay que ser muy prudente ya que el huevo  excedente se depositará en el fondo dando lugar a la formación de hongos mucilaginosos en el que pueden quedar atrapados los pequeños peces.
Llegado este punto puede resultar conveniente el agregado de caracoles para que ingieran los excedentes del alimento, pero eso obligará a retirar las plantas previamente, ya que de no hacerlo se llenarán de huevos de caracol y prácticamente serán inutilizables en el futuro.
Al cabo de varios días se puede comenzar a suministrar Artemia salina recién nacida y, para quien disponga, Anguilula silusiae y algún otro microverme de los utilizados para alimentar alevines.
Algunos aficionados conservan cultivos de estos microvermes. Puedes recurrir al Forum de Acuarismo para intentar conseguir una cepa o canjear una especie de microverme por otra.
Si ingieren bien la Artemia, seguramente estarán también en condiciones de alimentarse con alimento en polvo para crías. Este alimento, al menos en los primeros suministros, debe dárseles previamente hidratado. A tal efecto se coloca el alimento en polvo para crías en una taza, se moja con un poco de agua tibia y una vez que adquirió la forma de una pasta homogénea se distribuye con los dedos o una cucharita apoyada en la superficie del agua, dejando que vaya cayendo solo al interior del acuario.
Es a los 20 días en que suelen tener grandes dificultades ya que para ese momento deberán comenzar a utilizar el laberinto respiratorio. Algunos ejemplares pueden hacerlo y otros pueden tener dificultades. Finalmente los que pasan esta etapa, en la que se debe cuidar muy bien que el acuario permanezca tapado, podrán continuar con su desarrollo, el cual es muy lento. Al parecer las hembras tienen más facilidad para utilizar el laberinto y suelen sobrevivir en mayor proporción que los machos.
Recién a los seis meses o tal vez un poco más, se comienzan a diferenciar los sexos, comenzando a evidenciarse el mayor colorido de los machos.
Este proceso suele acelerarse en los ejemplares expuestos directamente a la luz solar y en aguas verdes muy pobladas con algas y otras formas de plancton.
La alimentación con productos a base de algas como parte de la dieta, también favorece la formación de los pigmentos (ver nuestra nota El Color en los Peces), pero la radiación solar suele ser irreemplazable como elemento para fijar los pigmentos. Lo importante es suministrar alimentación variada sin excluir alimento vivo sano o alimento congelado. Si se proporciona Tubifex deberá purgarse al menos 48 horas en agua bajo goteo permanente, para permitir que las lombrices evacuen por completo su intestino, en el cual se puede desarrollar algún tipo de parásito. Así y todo no siempre puede asegurarse una total asepsia en este tipo de alimentación.

Enfermedades.
En general los miembros de los Géneros Trichogaster y Colisa suelen ser más propensos que otros peces a contraer alguna forma de Ascitis infecciosa (Ver nuestra nota al respecto). La forma conocida como Hidropesía es tal vez la más común, pero también se manifiesta como Septicemia ulcerosa y de otras formas.
Esa sensibilidad natural parece estar ligada directamente a las condiciones ambientales y a causas hereditarias (es decir a la falta de información genética lo suficientemente desarrollada como para crear anticuerpos). En nuestra nota sobre Inmunidad en los Peces tratamos el tema, al igual que en la serie dedicada a las enfermedades.
Por lo demás no parecen particularmente sensible a otras enfermedades, aunque esporádicamente sufren, como cualquier otro pez, algún ataque por parásitos u hongos a raíz de algún desequilibrio ambiental.
En un acuario limpio, con buena ambientación geográfica y con agua en las condiciones adecuadas de pH, dureza y temperatura, será muy difícil que los Colisa contraigan alguna enfermedad.

Final.
Antes de adquirir los ejemplares, es recomendable visitar varios acuarios en búsqueda de ejemplares que satisfagan nuestras aspiraciones en cuanto a la calidad, tamaño y sanidad.
En nuestro Fichero de Acuarios figuran acuarios de todos los países. Algunos de ellos te ofrecen mayor información en sus páginas Web y cuentan con correo electrónico y o teléfono para atender tus consultas.
Aprovecha este servicio de
el acuarista® para caminar menos en busca de lo que necesites.
Por último, nunca incorpores los peces nuevos de inmediato en el acuario comunitario, sino, más bien, déjalos unos cuantos días bajo observación en un acuario más pequeño, que, en el peor de los casos, podrás dejar flotando y sujeto con broches dentro del acuario comunitario. Recordemos que algunas enfermedades tardan bastante en manifestarse en los peces y de ser portadores, terminarán contaminando a todos los demás.

Anterior: Especies del Género Colisa, acuario para desove, generalidades
Más sobre Colisa en:  Atlas de los Peces de Agua Dulce

 Nuestra serie de Anatomía:
| Anatomía de los peces | El sistema respiratorio de los peces  | La vejiga natatoria y el laberinto | |Glosario del Acuarista | La piel, las escamas, el oído, el sabor y el olfato |
| Los ojos y la coloración de los peces | Nutrición | El Filtro Biológico |

 El Acuarista te ofrece una opción accesible para publicitar tu establecimiento. Consultas aquí
Si tu acuario no figura, tiene datos incompletos o hay errores, Regístralo aquí

NOTAS RECOMENDADAS


Todo sobre alimentos vivos


Crónica de un viaje a Senegal


Todo sobre Discus


Introducción a los
Cíclidos
 
Todo sobre
los Peces
 
Atlas de los Peces

Buscar en

Buscador provisto por Sitelevel 

El Acuarista junto a los acuaristas latinoamericanos
Argentina Uruguay Chile Venezuela Cuba En El Acuarista Colombia Brasil Bolivia Mexico   EcuadorNicaragua en El Acuarista El Salvador Perú Honduras República Dominicana Puerto Rico Paraguay

SERVICIOS

 
Buscar en El Acuarista

Foros  por e-mail

Regístrate en  El Acuarista

Agrega El Acuarista a tus Favoritos

El Acuarista tu página inicial

Página de Contenido

Software

 
Cómo participar en El Acuarista

COMERCIALES

TRADUCE ESTA PÁGINA
English translater On Line:
http://babelfish.altavista.com/tr
http://www.systransoft.com/  

ASOCIACIONES Y CLUBES

Asociaciones de  Acuarismo  latinoamericanas
Asociaciones de acuarismo
de todo el mundo

 

EL ACUARISTA

 Hablemos de El Acuarista

NUESTROS PROYECTOS

  NUESTRA MÚSICA  
 LATINOAMERICANA
(en formatos ram y mp3)

 
Página de Contenido
 

¿Qué es y cómo funciona Internet?
A mediados de la década del 70 DARPA (Defense Advanced Research Projects) comienza a trabajar para crear una tecnología que fuera capaz de... más

El Acuarista es marca registrada. Los contenidos no firmados (textos y fotos) pertenecen a Roberto Petracini y están protegidos por la legislación vigente. No obstante se podrán reproducir libremente, sin fines comerciales, mencionando autor y URL de origen. En cambio no se autoriza la reproducción de aquellos contenidos que están protegidos con © los cuales deberán contar con el permiso del autor. Copyright 2010-2012 www.elacuarista.com - Página configurada para 1024x768 píxeles
n