InicioForo ABC del acuarista │Todo sobre pecesEnfermedades │ BiologíaAtlas de peces Atlas de plantas │Todo sobre filtraciónAnfibios y reptiles  │ Alimentos vivos

BUSCADOR

Buscar en El Acuarista

 

FORO DE EL ACUARISTA
El foro más completo sobre acuarismo en idioma español

Sitios Comerciales sugeridos en Argentina
NOVEDADES Y SERVICIOS

PÁGINA DE CONTENIDO

Las novedades sobre peces argentinos están en
www.pecescriollos.de

 

PAÍSES EN EL ACUARISTA

VENEZUELA

COMUNIDADES VIRTUALES
 
ENLACES
4.000 enlaces seleccionados  por temas
 Asociaciones de aficionados

 Ciencias Naturales (Enlaces)
 Acuarios de todo el mundo
 Sitios amigos
 
Las Islas Malvinas son Argentinas

Ver más
imagen: Revista-Zoom
El Acuarista®>Secciones>Filtración>Los materiales del filtro (construye tus propios filtros)
Filtrado 4.
© Roberto Petracini



 

 

Los materiales del filtro

Tanto aficionados como profesionales tienen derecho a tomar conocimiento de los principios por los que actúan los filtros mecánicos. No basta con describirlos y recomendarlos (tal como lo hace la publicidad comercial), sino que, al adquirir un filtro, el usuario tenga conciencia de la utilidad que le brindará y si sirve o no para los fines que lo destinará. El mercado dispone de cientos de modelos, y los aficionados con inquietudes pueden fabricarse el suyo (no tan elegantes pero igualmente funcionales). Pero para que todo esto sea posible, debemos saber qué pasa dentro de un filtro y si ese filtro puede o no funcionar con el material que cada uno necesita colocar dentro de él.

Parece superfluo hablar del material que debe utilizarse para equipar un filtro o sistema de filtración.
En otra página de esta Web diferenciamos la filtración de la post-filtración (ver filtro biológico). Definíamos la filtración como la retención de materia que se encuentra suspendida en el agua. En esta página analizaremos el material que se utiliza para tal fin y las funciones que cada uno desempeña.
El uso de uno u otro material, dependerá de las necesidades de filtración y de otros factores que se analizamos aquí.

¿Cuál es la definitiva finalidad de la filtración?: reducir los elementos que dificultan la auto-depuración del agua. Como ya se dijo, esta depuración se dificulta por las siguientes razones:
1. recipientes (acuarios) pequeños;
2. recipiente (acuario) superpoblado;
3. exceso de biomasa y
4. oxigenación insuficiente del lecho bacteriano.

Si tenemos uno o los cuatro problemas, se torna imprescindible la utilización de un filtro mecánico independiente o combinado con el filtro biológico. Aclaremos que en más o en menos, todos los filtros realizan de alguna manera una filtración biológica. Que esa filtración de suficiente o no dependerá de la masa filtrante en relación a los litros de agua. Un filtro con 250 ml de masa filtrante no será muy útil para filtrar un acuario de 150 litros. Para este tamaño de acuario será necesaria una superficie filtrante de 28 a 30 litros. CAso contrario puede llegar a saturarse en poco tiempo.

Pero, ni los filtros que utilizan un material filtrante, ni los que utilizan una combinación de varios, son capaces de resolver totalmente ciertos problemas. De ahí que resulte muy importante la elección del material con la finalidad de aprovechar al máximo sus posibilidades.

Ya dijimos que los filtros electro mecánicos, por el caudal importante de agua que transportan y por la velocidad de esa circulación, son rápidamente saturables y por lo tanto no hay demasiadas posibilidades de que se produzca en ellos una filtración biológica significativa. De hecho en algunos modelos debe producirse su limpieza casi a diario, destruyéndose en ese acto el lecho bacteriano. Por lo tanto sería utópico pretender una post-filtración (filtración biológica) en estos filtros. Obviamente, ellos están diseñados para otro fin.

Hay excepciones a esta regla (como en todas), y son precisamente los pequeños recipientes utilizados para la reproducción de ciertas especies pequeñas (killies, caracínidos, etc). No los analizaremos aquí pues se tratan en las páginas dedicadas a esos peces. En esos casos la filtración se fundamenta en el hecho de que el recipiente cuenta con pocos habitantes y en las características bacteriostáticas del agua utilizada.

Volvemos al punto central de esta página para decir que filtrar se basa en el proceso de hacer atravesar el agua polucionada a través de material capaz de retener parte de esa polución. Efectivamente el filtro mecánico puede retener la materia en suspensión y, según el material utilizado, ciertas materias en solución.
Para tales fines podremos decidir por una o más de las siguientes opciones:
1. utilizar material que rescate exclusivamente materia en suspensión (acción mecánica)
2. utilizar material que rescata materia en suspensión y sirva de soporte a microorganismos que coagulen la materia en suspensión en el agua (proceso en el que interviene una enzima conocida como diastasa la cual cataliza la hidrólisis del almidón produciendo maltosa).
3. utilizar material de capacidad adsorbente (como el carbón activado) capaz de retener grandes moléculas disociadas presentes en el agua (por ejemplo coloides y compuestos halógenos, como el cloro, entre otros).
4. utilizar material  que, por una parte,  modifique la composición química del agua y, por la otra, retenga las partículas coloidales floculadas.

Fibras sintéticas.
En el comercio especializado se las conoce como “perlón”.
Por su parte, la industria textil que las utiliza las denomina “wata” o guata. La wata o guata es elaborada con un sistema de “spray” o pulverización de material sintético. Según el grado o cantidad de “spray”, la wata (o guata) será más o menos compacta y con una superficie más rígida. Es decir que hay wata con una consistencia similar al algodón (poco aire en el spray) y wata (o guata) mucho más porosa (mucho aire en el spray). Para la utilización en filtros es recomendable un término medio.
Las fibras sintéticas ofrecen interesantes posibilidades y pueden ser utilizadas de diferentes modos:
En los filtros pequeños deberá colocarse floja, es decir sin compactarla demasiado, para permitir un buen flujo de agua.  En cambio, en los filtros de gran diámetro, se puede aprovechar mejor su gran capacidad de retención y compactarla un poco, teniendo en cuenta que sólo la experiencia nos permitirán determinar cuál es el grado de compactación óptimo.
El lavado y/o reemplazo dependerá del grado de polución del agua. Por lo general, las capas de fibra que están en la entrada del agua, son las que retienen mayor cantidad de impurezas. Por ende deberán ser menos compactadas y limpiadas o renovadas con más frecuencia.
El lavado de estas fibras debe realizarse con agua caliente. El escurrido debe producirse sin “estrujar”  para evitar la compactación prematura del mismo. Debe repetirse el lavado hasta que desaparezcan las partículas retenidas. Después de utilizar y lavar dos veces la fibra, estará demasiado apelmazada como para reutilizarla, por lo que deberá ser reemplazada.

Esponjas plásticas.
En los comercios de acuarismo suelen venderse los “filtros de esponja” y los repuestos de esponja para los filtros electromecánicos. Si el aficionado opta por fabricarse su propio filtro de esponja, deberá elegir, en un comercio especializado en esponjas, colchones o similares, un tipo de material que se conoce como “liviano”. Como en el caso de las fibras, el poliuretano que se utiliza para fabricar esponjas, tiene mayor o menor cantidad de aire, lo cual le otorga mayor o menor cantidad de poros de mayor o menor tamaño. Las esponjas más compactas (elaboradas para colchones de buena calidad), son de material “pesado” y tienen menos poros de aire y más pequeños. Son, además, más costosos. En nuestro caso debemos recurrir a los livianos ya que la cantidad de poros (o burbujas de aire) permitirán una mejor circulación y evitarán la rápida saturación de la superficie en contacto con el agua. El material nuevo, antes de su uso, deberá lavarse con detergente, enjuagado profundamente con agua caliente y de ser posible, centrifugarlo en un secarropas doméstico. Repetir el enjuague y centrifugado dos o tres veces.

Si la esponja es utilizada en filtros electromecánicos deberá lavarse con frecuencia. En los pequeños filtros impulsados por aire, utilizados en acuarios también pequeños, el lavado debe realizarse cada tres o cuatro días, pero utilizando agua sin cloro y a temperatura ambiente. En este caso es importante mantener la colonia de bacterias y hongos presentes en el filtro.

Otro tanto ocurre con las fibras sintéticas (“perlón”, “wata” o guata) que se utiliza como material filtrante de filtros pequeños que deben cumplir con la finalidad de filtración biológica (Ver Sección para principiantes y filtro biológico)

Construcción de pequeños filtros biológicos.

La experiencia personal y la adaptación de lo que conocemos al agua del acuario que debemos filtrar, nos permite diseñar nuestros propios filtros con recursos caseros y sin grandes costos.
Así, para un pequeño acuario de cría (5-10 litros), nos bastará un pequeño filtro que porte fibras sintéticas, para uno un poco mayor (30 litros) podremos utilizar uno de esponja y para uno de más de 70 litros, podremos utilizar una combinación de filtro exterior (o interior) más un filtro de placas.
El material a utilizar dependerá de las circunstancias, el flujo y la polución del agua. También la frecuencia de la renovación o limpieza del material filtrante. Por supuesto en un acuario de 70 litros con Carassius no se producirán los mismos deshechos que el mismo acuario con tetras o pequeños peces. Es decir, la frecuencia de la limpieza también depende de los peces que habiten el acuario.
Los siguientes gráficos nos permiten confeccionar dos filtros diferentes a partir de un envase plástico de alimento para peces y un pedazo de esponja liviana. La esponja puede ser cilíndrica o rectangular.  

El Filtro para fibras sintéticas y otros materiales filtrantes:

Materiales necesarios:
Envase de alimento para peces de 250 ml
Tubo extractor ("pico", "chimenea") de los usados para placas de filtro de fondo o "plataforma".
Solución para pegar PVC
Conector simple para manguerita o tubo de aireación
Manguerita o tubo de aireación
Un hierro para calentar al fuego y hacer los agujeros.

El filtro terminado Material filtrante dentro de un a media de mujer

El Filtro de esponja:

Una vez armadas ambas partes del filtro, sólo habrá que introducir el tubo en la esponja y conectar la manguera de aire al regulador o aireador.
La esponja deberá ser estrujada dentro del agua para hidratarla bien evitando que flote.

Otro modelo de filtro esponja puede construirse con elementos similares, pero en forma de "L", tal como se muestra en las siguientes imágenes.

En la siguiente página de la serie (filtrado 5) continuamos tratando este tema, incorporando otros elementos prácticos.

 Nuestra serie de notas de Biología:
| Anatomía de los peces | El sistema respiratorio de los peces  | La vejiga natatoria y el laberinto | |Glosario del Acuarista | La piel, las escamas, el oído, el sabor y el olfato |
| Los ojos y la coloración de los peces | Nutrición | El Filtro Biológico |

 El Acuarista te ofrece una opción accesible para publicitar tu establecimiento. Consultas aquí

NOTAS RECOMENDADAS


Todo sobre alimentos vivos

 
Todo sobre los Tetras


Todo sobre Discus


Introducción a los
Cíclidos
 
Todo sobre
los Peces
 
Atlas de los Peces

Buscar en

Buscador provisto por Sitelevel 

El Acuarista junto a los acuaristas latinoamericanos
Argentina Uruguay Chile Venezuela Cuba En El Acuarista Colombia Brasil Bolivia Mexico   EcuadorNicaragua en El Acuarista El Salvador Perú Honduras República Dominicana Puerto Rico Paraguay

SERVICIOS

 
Buscar en El Acuarista

Foros  por e-mail

Regístrate en  El Acuarista

Agrega El Acuarista a tus Favoritos

El Acuarista tu página inicial

Página de Contenido

Software

 
Cómo participar en El Acuarista

COMERCIALES

TRADUCE ESTA PÁGINA
English translater On Line:
http://babelfish.altavista.com/tr
http://www.systransoft.com/  

ASOCIACIONES Y CLUBES

Asociaciones de  Acuarismo  latinoamericanas
Asociaciones de acuarismo
de todo el mundo

 

EL ACUARISTA

 Hablemos de El Acuarista

NUESTROS PROYECTOS

  NUESTRA MÚSICA  
 LATINOAMERICANA
(en formatos ram y mp3)

 
Página de Contenido
 

¿Qué es y cómo funciona Internet?
A mediados de la década del 70 DARPA (Defense Advanced Research Projects) comienza a trabajar para crear una tecnología que fuera capaz de... más

El Acuarista es marca registrada. Los contenidos no firmados (textos y fotos) pertenecen a Roberto Petracini y están protegidos por la legislación vigente. No obstante se podrán reproducir libremente, sin fines comerciales, mencionando autor y URL de origen. En cambio no se autoriza la reproducción de aquellos contenidos que están protegidos con © los cuales deberán contar con el permiso del autor. Copyright 2010-2012 www.elacuarista.com - Página configurada para 1024x768 píxeles
n