InicioForo ABC del acuarista │Todo sobre pecesEnfermedades │ BiologíaAtlas de peces Atlas de plantas │Todo sobre filtraciónAnfibios y reptiles  │ Alimentos vivos

BUSCADOR

Buscar en El Acuarista

 

FORO DE EL ACUARISTA
El foro más completo sobre acuarismo en idioma español

Sitios Comerciales sugeridos en Argentina
NOVEDADES Y SERVICIOS

PÁGINA DE CONTENIDO

Las novedades sobre peces argentinos están en
www.pecescriollos.de

 

PAÍSES EN EL ACUARISTA

VENEZUELA

COMUNIDADES VIRTUALES
 
ENLACES
4.000 enlaces seleccionados  por temas
 Asociaciones de aficionados

 Ciencias Naturales (Enlaces)
 Acuarios de todo el mundo
 Sitios amigos
 
Las Islas Malvinas son Argentinas

Ver más
imagen: Revista-Zoom
El Acuarista®>Secciones>Peces>Pterophyllum sp (Scalare, Pez Ángel)

Peces.

 

 




Pterophyllum sp (4)
© Roberto Petracini

Reproducción

No existe un "método" o "receta" para reproducir scalares. La realidad indica que si están dadas las condiciones necesarias, lo difícil es evitar que se reproduzcan, ya que es una de las leyes naturales ineludibles.

Entonces, nos preguntamos ¿por qué a veces es tan difícil reproducir ciertos peces?. La respuesta obvia es: faltan algunas de las condiciones necesarias para producir el llamado "estímulo llave", parte fundamental del comportamiento instintivo.
"Al decir que los animales obran instintivamente, queremos señalar que hacen algo que les conviene, por primera vez y en forma completa, sin necesidad de haber reunido experiencias anteriores sobre tal acto. En este caso la programación del comportamiento está ya preestablecido en el animal, dependiendo únicamente de las circunstancias en que el acto se ejecute en el momento adecuado. El "momento adecuado" en el animal, viene siempre determinado por características bien concretas "(Wolfgang Wickler, Das Züchten von Aquarienfischen, 1968).

Cuáles son las características concretas a las que se refiere Wickler?: eso depende de cada género y especie en particular y está determinado por la ontogénesis (información que guía al animal durante su desarrollo y que es suministrada por su genética).  Recomendamos visitar la página "Cíclidos" en esta misma Web, que nos permitirá conocer más al respecto.

Por lo tanto, no existe un método o receta posibles. Serán los peces los que determinen cuándo, cómo y dónde reproducirse, siempre que las condiciones ("características concretas") sean medianamente correctas.

El acuarista debe aproximar las condiciones del acuario a esas características, de modo que la reproducción sea un acto espontáneo respondiendo a sus instintos.

Cómo ayudar a crear las condiciones:
1.
El ambiente debe ser adecuado (decoración, espacio, agua y temperatura) para disimular lo más posible las condiciones de cautividad en que viven los peces;

2. La alimentación preferentemente viva (el alimento vivo tiene mayor palatibidad y los peces comen más) y abundante, acelera la maduración de los ovarios;

3. Los cambios de agua (con agua ligeramente más cálida, ½ grado más alto que la del acuario), estimulan el desarrollo hormonal;

4. El acuario debe estar ubicado en un lugar tranquilo, sin estridencias ni movimientos, al menos en el período de desove y cuidado de la freza.


Pareja de P. scalare limpiando el sector donde desovarán.

Los primeros síntomas de que todo anda bien son:
Abultamiento del vientre de la hembra y aparición del tubo ovopositor, enrojecimiento de los ojos del macho y aparición del tubo de fecundación, la pareja comienza a despejar el territorio elegido de todo intruso, pero particularmente los miembros de su propia especie (los cuales suelen arrinconarse a prudencial distancia del casal). De inmediato comienza la tarea de limpieza que puede ser más o menos minuciosa, según las parejas, pero que generalmente no pasa desapercibida, ya que arremeten contra las hojas de Vallisneria o Echinodorus o limpian reiteradamente con la boca una o varias piedras para efectuar la deposición.

El desove suele comenzar al atardecer, razón por la cual debemos ser respetuosos con el encendido y apagado de las luces para evitar sobresaltos. Lo mejor será dejar una pequeña lámpara de 25 wats encendida permanentemente sobre la zona del desove. (Ver nuestra nota "El ojo de los Peces")

La deposición se prolonga por espacio de entre 45 y 90 minutos y a partir de ese momento los padres se turnan en el cuidado, utilizando sus aletas pectorales como pantallas para hacer circular el agua sobre los huevos. Se comerán los huevos blancos (atacados por hongos) y los que se desprenden, serán levantados del suelo con la boca y los "escupen" sobre el lugar donde se hallaban.


    La primera deposición


 La pareja observa el resultado

  
    La hembra repite la deposición.


      El macho fecunda los huevos

En algunos casos se pierde todo un desove por el ataque de los hongos. Esto suele ocurrir en las parejas primerizas y se debe a la inmadurez de los huevos o los espermatozoides.


A poco de ser depositados, aparecen los  
primeros  huevos blancos.

En otros casos, el desove prospera con muchas bajas y finalmente, en algunos casos nos encontramos con que el lugar del desove aparece limpio y los padres ocupados en otros menesteres. Esto significa que se comieron los huevos y se supone que puede ser por alguna de las siguientes razones:
1. que los padres "sepan" que el desove no habrá de prosperar;
2. que se encuentren inseguros o se hayan asustado
3. que los huevos hayan resultado infértiles en gran proporción
4. que las condiciones generales no sean adecuadas.

 
 


Una vez finalizado el desove,
la hoja queda cubierta de huevos

Los peces, como todos los animales, tienden a proteger  su herencia. Si su información genética les dice que algo anda mal, seguramente no dudarán en comerse los huevos, ya que no transmitirán a generaciones siguientes defectos o deformidades. Por este motivo, entre otros, los criadores profesionales separan los huevos de los padres a poco de producirse el desove, ya que se aseguran una mayor supervivencia. Sin embargo, los ejemplares criados por sus padres, si bien son menos numerosos, tienen un mayor desarrollo.

 

La cría artificial.
Se llama cría artificial a la que se realiza después del desove, cuando se retiran los huevos del cuidado de sus padres.
No pudiéndose separar los huevo atacados por hongos, lo mejor será efectuarles un tratamiento para no perder todo el desove. Para ello se toma  una botella plástica de 2 litros a la que se le rebanó el pico y se lavó bien con agua clorada o con unas gotas de formol. Luego de enjuagarla bien se coloca en el interior una piedra difusora muy suave y  se llena con agua del acuario de los padres, agregando unas gotas de fungicida o verde de malaquita. Luego deberá cortarse la hoja donde están los huevos y sujeta a un objeto pesado, se la sumerge en la botella. La botella se cuelga dentro del acuario (en un rincón poco iluminado) sujetándola con un broche. Las burbujas de la piedra difusora no deben tocar los huevos, aunque si deben pasar cerca. Al cabo de 24 a 30 hs. se observarán las eclosiones y el movimiento de las aletas caudales de las larvas. Pocas horas después habrá concluido el proceso y las larvas que quedan sujetas de una pequeñísima membrana pegajosa, formando racimos, Unas horas más y se habrán desprendido para quedar agrupadas en el fondo aleteando sin cesar en forma vigorosa.


Desove a tres días de la postura

A los tres días de producido el desove algunas larvas intentarán la natación torpemente. Para este momento habrá que disponer de tres "artemieros" preparados para cultivar artemia salina. Es fundamental que no falte este alimento en el momento que los alevines lo necesiten, pues morirán rápidamente una vez que asimilen los nutrientes del saco vitelino. La artemia a suministrar será recién nacida, por lo que deberás preparar a diario una botella.
Debe suministrarse artemia cada cuatro a seis horas, retirando el excedente por sifoneo tras una hora. Para facilitar la alimentación, se detendrá la piedra difusora.
A los seis días ya deberán pasarse a un acuario pequeño, previamente preparado con agua del acuario de los padres y a la misma temperatura y un filtro de esponja (que se lavará a diario). Producir el traspaso de los alevines en ayunas y darles de comer recién media hora después de cambiarlos. Para hacerlo, colocar el recipiente original dentro del nuevo e inclinarlo para que ingrese el agua de a poco. Los alevines pasarán solos de uno a otro. Hay que tomarse el tiempo necesario y no apresurarse para dar lugar a un traslado sin complicaciones.
En los futuros sifoneos, se repondrá el agua con mitad de agua del acuario paterno y 50% de agua nueva. Con el tiempo se irá reponiendo cada vez más agua nueva, hasta que deje de utilizarse agua del acuario de los padres.


Pequeños scalares cebra a los 35 días de nacer.

A partir de los 14 días se comienza a suministrar, en la primera comida del día, alimento seco tamizado o triturado finamente. Las primeras veces que se suministre alimento seco, debe ser previamente hidratado, es decir mojarlo en una cuchara con agua a temperatura del acuario. Luego se puede aumentar la cantidad hasta 3 ó 4 veces al día, procurando una variación de sabores (utilizando más de una marca de alimento o productos diferentes de una misma marca). De este modo se irán acostumbrado a la nueva alimentación, la cual debe ser variada, incluyendo carne cruda raspada (sin grasa), corazón vacuno congelado y rallado (con el rallador de verdura). Tubifex picado y bien lavado (previamente purgado dos días por lo menos) , Daphnias (puede darse en cantidades abundantes) y larvas de mosquito (bien lavadas, tamizadas y purgadas por un día).

Si todavía no tuviste scalares en tu acuario, es un buen momento para iniciarte con ellos. Son peces muy dóciles, reproducen sin mayores dificultades y dan prestancia a cualquier acuario.

Si quieres vincularte a otros aficionados con tus mismas inquietudes o preferencias, participa del Foro de Acuarismo.

 Nuestra serie de notas de Biología:
| Anatomía de los peces | El sistema respiratorio de los peces  | La vejiga natatoria y el laberinto | |Glosario del Acuarista | La piel, las escamas, el oído, el sabor y el olfato |
| Los ojos y la coloración de los peces | Nutrición | El Filtro Biológico |

 El Acuarista te ofrece una opción accesible para publicitar tu establecimiento. Consultas aquí

NOTAS RECOMENDADAS


Todo sobre Discus


Crónica de un viaje a Senegal


Biología de los peces

Buscar en

Buscador provisto por Sitelevel 

El Acuarista junto a los acuaristas latinoamericanos
Argentina Uruguay Chile Venezuela Cuba En El Acuarista Colombia Brasil Bolivia Mexico   EcuadorNicaragua en El Acuarista El Salvador Perú Honduras República Dominicana Puerto Rico Paraguay

SERVICIOS

 
Buscar en El Acuarista

Foros  por e-mail

Regístrate en  El Acuarista

Agrega El Acuarista a tus Favoritos

El Acuarista tu página inicial

Página de Contenido

Software

 
Cómo participar en El Acuarista

COMERCIALES

TRADUCE ESTA PÁGINA
English translater On Line:
http://babelfish.altavista.com/tr
http://www.systransoft.com/  

ASOCIACIONES Y CLUBES

Asociaciones de  Acuarismo  latinoamericanas
Asociaciones de acuarismo
de todo el mundo

 

EL ACUARISTA

 Hablemos de El Acuarista

NUESTROS PROYECTOS

  NUESTRA MÚSICA  
 LATINOAMERICANA
(en formatos ram y mp3)

 
Página de Contenido
 

¿Qué es y cómo funciona Internet?
A mediados de la década del 70 DARPA (Defense Advanced Research Projects) comienza a trabajar para crear una tecnología que fuera capaz de... más

El Acuarista es marca registrada. Los contenidos no firmados (textos y fotos) pertenecen a Roberto Petracini y están protegidos por la legislación vigente. No obstante se podrán reproducir libremente, sin fines comerciales, mencionando autor y URL de origen. En cambio no se autoriza la reproducción de aquellos contenidos que están protegidos con © los cuales deberán contar con el permiso del autor. Copyright 2010-2012 www.elacuarista.com - Página configurada para 1024x768 píxeles
n