El Sitio Web Latinoamericano de Acuariofilia y Disciplinas afines.
Argentina Uruguay en El Acuarista Chile Venezuela en El Acuarista Cuba en El Acuarista Mexico Brasil Bolivia Colombia en El Acuarista Acuarios desde Costa Rica Club Ecuatoriano de Acuariofilia (CAE)   Nicaragua en El Acuarista Perú Honduras Puerto Rico El Salvador Paraguay Panamá  

Guía de Peces Guía de Plantas Sección Acuarismo Sección Ciencias Comercios Asociaciones de Aficionados y Links ABC del Acuarista Agrega El Acuarista 
a tus Favoritos

 

Foro de
El Acuarista
Buscar en
El Acuarista
El Acuarista TV
(televisión por Internet)
Página de Contenido
Revisa tu correo
Foro por e-mail
Enfermedades de los peces
Páginas sobre
Peces
Páginas sobre Filtración
Páginas sobre Plantas
Alimentos vivos
Biología de los Peces
Anfibios/Reptiles
Historia del Acuarismo
Novedades del mes
Criadores y proveedores de Peces 
Distribuidores mayoristas
Fabricantes
Servicios de acuarismo
Regístrate en 
El Acuarista
Inicia Internet
con El Acuarista
Sitios Asociados
el acuarista®>anfibios y reptiles>Alimentación de serpientes

 

Alimentación
  de serpientes
con presas muertas


por Raúl Conejero Martínez
loretiro(arroba)hotmail.com

Mucha gente que se inicia en el mundo de las serpientes cree que a las serpientes se les debe de alimentar con presas vivas, parece más natural y además, como es fácil de entender, son reacios a matar ellos mismo el ratón u otro tipo de alimento. Pero como veremos más adelante, el alimentar a una serpiente con presas vivas entraña riesgos innecesarios para la propia serpiente, y además, no es antinatural alimentar a las serpientes con presas muertas, ya que en la naturaleza, una serpiente no dudará en comerse un animal muerto si tiene la oportunidad de hacerlo. En realidad, alimentar a las serpientes con presas muertas tiene muchas ventajas, como ahora veremos. En cuanto al problema de tener que matar nosotros mismos al ratón u otra presa, tenemos la posibilidad de obtener en el mercado presas muertas (congeladas), incluso hay varias técnicas para no tener que matar a la presa con nuestras propias manos. De todos modos, es innegable que podemos tener nuestros problemas a la hora de que nuestra serpiente acepte una presa muerta, por lo que habremos de acostumbrar a nuestra serpiente a que lo acepte, aunque hay varios factores que influyen en que una serpiente tarde más  o menos tiempo en aceptar una presa muerta, los cuales pasamos a explicar:

  • La dieta de la o de las serpientes en su hábitat natural; en este caso, puede resultar difícil, pero no imposible, alimentar a la serpiente con presas de las cuales no se alimenta en la naturaleza. Hay sin embargo productos que impregnan a las presas con olor a reptil, favoreciendo  la aceptación por parte de la  o de las serpientes que se alimentan de otros reptiles de la presa, que incluso puede ser un pájaro o una rana, etc.

  • A lo que este acostumbrado el animal desde su nacimiento. Si a una serpiente desde que nace con presas muertas, tendrá menos problemas en el futuro para alimentarse de este tipo de presas, y por el contrario, más problemas tendrá otra serpiente que se este alimentando desde que nace con presas vivas.

  • Características de cada individuo. A pesar de todo, no todas las serpientes son iguales. Cada individuo suele tener sus propias peculiaridades. Se conocen casos de serpientes que aceptaban los ratones negros pero no los blancos, o que sólo comían pollitos. Puede haber individuos que no acepten presas muertas o determinado tipo de presas aunque lo normal es que no hubiese ningún problema. Es su "personalidad".

 

VENTAJAS DE ALIMENTAR UNA SERPIENTE CON  PRESAS MUERTAS

Una de las grandes ventajas de alimentar a las serpientes con presas muertas es que se disminuye el riesgo de ataques por parte de la presa; el ratón, o cualquier otra presa que le demos, estando vivo, siempre tendrá la posibilidad de defenderse, aunque sea en principio menos fuerte que la serpiente. Ésta puede encontrarse enferma, debilitada por cualquier razón y entonces ser atacada por la Presa; en la naturaleza, cada uno se irá por su lado, pero encerrados ambos en un terrario, la cosa cambia; el ratón, o la rata, etc. no tendrá más remedio que defenderse, ya que es el último recurso que le queda. Y se han dado casos de mordeduras por parte de las presas, algo no muy agradable. Además, dándole la presa muerta, podemos irnos, y no estar vigilando por lo qué pueda pasar.

Hay dos opciones en cuanto al estado de la presa  para dársela nuestra serpiente: una de ellas, y la que tiene más posibilidades de aceptación por parte de la serpiente es dársela fresca, muerta, pero fresca, con lo que una vez muerta, hay que dársela enseguida. Al mantener la presa viva momentos antes de ofrecérsela a la serpiente, conseguimos que la presa conserve las características de un animal vivo, es decir, olor, temperatura, etc. Y si no la quiere la serpiente, pues podemos congelarla hasta otro momento más adecuado, siempre que no pase demasiado tiempo desde que la matamos hasta que la congelamos. Otra opción es darle la presa congelada. Podemos encontrar en el mercado presas ya congeladas, aunque lo mejor es sacrificarlas nosotros mismos si no tenemos mucha o ninguna confianza en la tienda (no sabemos si la presa ha sido sacrificada adecuadamente). El congelar las presas tiene las ventajas que se eliminan parásitos, lo cual es muy importante, además de poder almacenar en poco espacio muchos ejemplares, que de estar vivos, sería muy complicado. Para descongelar la presa, podemos dejarla directamente que se descongele ella solo, dejando el tiempo necesario para que una vez descongelada, sea inmediato el dársela a la serpiente. También podemos meter la presa en una bolsa de plástico, y ésta a su vez en agua caliente, o directamente en agua. Lo de usar microondas no es aconsejable, puesto que la descongelación no sería homogénea, pudiendo estar la superficie de la presa a la temperatura correcta, pero el interior no, con lo cual, perjudicaríamos a nuestra serpiente. Eso si, si descongelamos la presa, y la serpiente no la quiere, no se la tenemos que volver a dar, puesto que la calidad y las condiciones del alimento en sí podrían ser perjudiciales para la serpiente.

Para sacrificar a los ratones (se habla más de ratones pues es la presa más utilizada para la alimentación de serpientes en cautividad) se deben evitar métodos muy duros, como golpear directamente contra una superficie (aunque muchos opinan que si, no se recomienda por motivos obvios), ahogar al ratón en agua, meterlo en el congelador estando vivo. Todo esto se hace, aparte por el aspecto inhumano, porque según como sea el sacrificio, el animal tendrá unas condiciones u otras, lo cual es importante para la salud de la serpiente. Pero hay dos métodos muy utilizados y que se recomiendan mucho: LA CÁMARA DE GAS. Con este método no tendremos que matar directamente a los animales (si da apuro hacerlo). Consiste en introducir a o la los ratones en una atmósfera de gas CO2, lo cual les hace entrar en un estado de sueño eterno, por así decirlo. El segundo método también muy utilizado para quienes no tienen problemas en hacerlo con sus propias manos consiste en coger al ratón de la cola, colocarlo en una superficie lisa y dura (donde sus patas resbalen) y mantenerlos así con una mano. Con la otra cogemos un bolígrafo o algo similar y lo colocamos de forma horizontal en la nuca, haciendo presión hacia abajo. Agarrándolo fuerte con el bolígrafo, cogemos la base del rabo y damos un tirón seco y fuerte (sin pasarse). El ratón queda desnucado y muere en el acto.

FORMAS DE ADMINISTRAR LA PRESA A LA SERPIENTE

Hay que tener en cuenta varios aspectos antes de ofrecerle la comida:

-         Tal como sea el estado nutricional de la presa, así será el de la serpiente; es decir, si queremos que la serpiente este lo más sana posible, deberemos alimentar bien a la presa, en este caso, el ratón.

-         No debemos alimentar a la serpiente con presas cazadas en la naturaleza, pueden contener venenos o parásitos.

-         No hay que manipular la presa con las manos antes de dársela a la serpiente, porque tendremos impregnado el olor de la presa en nuestras manos, y la serpiente se lanzará creyendo que somos su presa.

-         Alimentar a la serpiente a la hora adecuada, es decir, si es nocturna, le ofreceremos la presa por la noche, igual que si es diurna por el día. Si no lo hacemos así, la serpiente puede no aceptarla, y tendremos que tirar la presa.

-         Nunca debemos alimentar a dos serpientes en el mismo terrario. Esto puede llevar al “canibalismo involuntario”. Si le damos una `presa a una serpiente, y la otra se queda con hambre, a la hora de intentar coger la presa de la otra serpiente, también engullirá la otra serpiente.

-         Una vez la serpiente haya ingerido su presa completamente debemos dejarla tranquila durante las próximas 24 horas, a fin de evitar que esta regurgite el alimento.

-        Si necesitamos retirar una presa del terrario, debemos asegurarnos de que la serpiente no podrá atacarnos cuando tengamos el roedor en la mano. 

Las  FORMAS MÁS COMUNES DE DARLES EL ALIMENTO a las serpientes son:

-         Directamente se coloca la presa en el terrario, en la zona caliente, para mantener la presa caliente. Las principales ventajas son que no tenemos que estar esperando a que la serpiente coma, evitamos que se asuste al ver unas pinzas, etc. Sin embargo, también presenta grandes inconvenientes, entre ellos, que no podremos alimentar con este método a serpientes que comparten el terrario con otras, que muchas rechacen el alimento si no lo ven moverse, que pueden asociar el abrir la puerta del terrario con la entrada de alimento y atacar cuando introduzcamos la mano en este y el mas peligroso, que puede causar obstrucciones intestinales por ingestión de substrato si dejamos al roedor sobre un substrato que pueda ingerir accidentalmente la serpiente.

-         La alimentación con pinzas dentro del terrario:

Se les ofrece el alimento con pinzas. Si la serpiente no hace caso, tendremos que agitar las pinzas para que lo engullan. Como desventajas esta que no debemos utilizar este método en un terrario en el que viven varias serpientes, la posibilidad de que por miedo o reflejo retiremos la presa al ver a la serpiente lanzarse sin que lo esperáramos y el que la serpiente asocie el abrir el terrario con la llegada de comida y muerda en cuanto introduzcamos la mano.

    -    La alimentación fuera del terrario.

Buen método para alimentar a serpientes que están en un mismo terrario. Consiste en alimentar  a las serpientes una a una, sacándolas del terrario y alimentándolas una a una en un recipiente aparte que no contenga ningún sustrato. La  serpiente no asocia la acción de abrir el terrario e introducir la mano con la llegada de comida, con lo que evitaremos ataques innecesarios.
Por otra parte tiene desventajas claras, que pasan por tener que manipular mucho al animal, lo cual puede estresar a muchas de ellas. Si a una serpiente no le agrada estar encerrada dentro de dicha caja no debemos obligarla, ya que rechazara la comida, se estresara y se mostrara más agresiva a nuestra manipulación.  Para alimentarla fuera del terrario nos bastara con una fiambrera o caja de plástico de gran tamaño con tapa, a la cual le haremos unos agujeros de ventilación. Cuando vayamos a alimentar a la serpiente, la introduciremos en dicha caja, la cerraremos y momentos después introduciremos el alimento.

 



         

Principal            Notas y artículos

El Acuarista es marca registrada. Los contenidos no firmados (textos y fotos) pertenecen a Roberto Petracini y están protegidos por la legislación vigente.
No obstante se podrán reproducir libremente, sin fines comerciales,  mencionando autor y URL de origen. En cambio no se autoriza la reproducción de aquellos contenidos que están protegidos con © los cuales deberán contar con el permiso del autor.
Copy 2007-2009
www.elacuarista.com

n